miércoles, 4 de agosto de 2010

PERDICES

Photobucket
Photobucket
Nunca fui de finales felices, ni de extremos, mas bien de destellos impulsivos pero nunca con arrepentimiento. Para bien o para mal, sin eterno retorno, cápsulas filosóficas, momentos desequilibrados, compleja, profunda, con varias texturas, maniática, incondicional y repleta de paz. De principios ilusionados, después de todo ya no hay nada, sin sentido, empeñada en cambiar todo, nunca idolatre al cantante de Love of Lesbian, ni entendi del todo tu problema con el infinito, ni me gustan los macarrones, ni esas miradas, ni estoy segura. Realmente echo de menos aquella plaza, no se si hay nada, unos pantalones militares, un piano y un casino en las Vegas. Nunca fui de perdices, ni de rizos, nunca fui de teatros afganos, ni de repeinados simples, mas bien dificil, de apariencias, sin paciencia, una ladrona, nunca entendi el mundo, nunca dormi aquella noche, imparcial, insegura, un poquito mas lejos del punto, feliz, nunca entendi las estetica de las orejas ni los pantalones acampanados, complicadamente simples, gritona, idealista, soñadora. Nunca fui de finales felices, mas bien pateticos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores